Dulce muerte

Pálido se enfría en la sombra
dulcemente hueco,
el cuerpo que el aliento
albergaba un día.
y aun estando enjuto
merodea rubio,
el pelo turbio en alegría.

y va ligero como pluma
el rumor que expira de la bruma
peinando la sombra.

Ignora las piedras que le hieren
Ignora la ductilidad de la muerte
y se aferra al aliento de pájaro
sobre amaneceres espinosos
porque así tiene ojos desnudos
manteniendo un pecho latiente
dejando para siempre
un beso sobre la tierra
la única indigencia que yo amo.

Nines Copyright 2016© all rights reserved

Anuncios

Recomenzar

Pensé amanecer, deshacerme de la sombra,
dejar el mundo insaciable
quedar libre de nombres
de cielos y tierras nativas
despertar a un áureo sol desvelado.

Serena ser primavera,
tierra fértil.
Esperar que hablen todos los silencios,
cabalgar la mar,
atrapar la caricia rápida,
tímida, que aprende desnuda el primer amor.

Pensé reconquistar con la sangre
el anhelo de empezarme otra vez,
palpitar, quererme así,
disfrazada de otra.

Nines Copyright 2016© all rights reserved

Lunas tristes.

En esta noche llena
de lunas tristes;
de silencios torpes,
de sentimientos parcos.
Yo abro al cielo mis arcos
dirigiendo sutil la flecha,
que se pierde bajo la sospecha
de no acertar más que al vacío,
donde el aire está cansado
y de su aliento
nace el frío.
La calle ausente de rincones sin luz,
de sombras que se afanen.
Ausente de lluvia, de licores
que nos profanen.

La niña del ojo
que no plañe
que no disimula
que no se esfuerza en esbozo
ni gesticula.
La eternidad no es eterna cuando muero,
nadie ha sido capaz de verla.
A golpes de sepulturero
todos logramos quererla.

Y de mi instinto nace el feroz,
también fluye la escarcha,
el torrente de lluvia que moja
cuando todo termina y se marcha.

Nines Copyright 2014© all rights reserved

DE LA NOCHE

Ahora, de la noche
Sólo quedan estrellas
cubriendo el basto universo.

Podría escribir sobre la faz
que nos muestra el misterio
y dejar claramente establecido
su farsa notoria.
Creer? que edad más tierna

Descreída? muerte eterna.

Nines Copyright 2014© all rights reserved

No os hieran una vez.

Cuidad no os hieran una vez;
Pues una sola vez basta
para que en la libertad
de empuñar la espada
nuevamente,
acierto y espanto
tiemble la mano
y os maten.

Nines Copyright 2014© all rights reserved


El tácto de un beso

Me gustó el cerco
que se marca en tu mueca
ahí justo en el borde de tus labios
un dedo, tacto que se estremecía
atenta al beso,
agua que se ofrecía.
Nines Copyright 2014© all rights reserved

Ligerezas


Vos habláis del amor
con tanta ligereza que me abruma,
si yo no fuera dama que casta
espera su luna,
diera por zanjada la charla
y nos dieran de las nueve a la una
en este inmenso vergel.

Y de mis cisternas bebiera
como aquél que de la cosecha
llega sediento,
y de mi aljibe se refrescara
para que sus labios dejasen
de sufrir tanta sequía.

Yo la dama que a vuestra
merced su pureza compartiría,
esta noche
os cierra la ventana,
pues Vos, habláis del amor
con tanta ligereza que me abruma.
Vos sois como el mar que vomita la espuma.

Nines Copyright 2014© all rights reserved